zaragoza4.jpg

La capital de Aragón ha vivido importantes transformaciones a lo largo de estos años. Algunos eventos importantes como la Expo de 2008 o la llegada de AVE a la ciudad la han posicionado como una de las urbes más influyentes de España.

Así es mucho más fácil llegar a ella gracias a estas nuevas conexiones y red de transportes que la unen hacia el centro, como Madrid, siendo eje central de paso para llegar a otras ciudades importantes. Es por ello que, poco a poco, es una ciudad perfecta para realizar negocios, con algunas ferias y congresos importantes.

Pero esta reconversión no ha hecho disminuir el espíritu de los edificios más emblemáticos que la protagonizan, como la basílica del Pilar, un gran templo que mezcla varios estilos arquitectónicos, como el barroco o el neoclásico, que es lugar de peregrinación de muchos fieles que van a adorar a la Virgen del Pilar.

La plaza exterior es muy extensa, se ha engrandeciendo y está formada por ornamentos artísticos, como esculturas, cúpulas, torres… es concentración de los ciudadanos en días de fiestas y de miles de turistas que visitan el lugar durante todo el año.

En las calles colindantes encontramos La Seo, una iglesia nombrada Patrimonio de la Humanidad, que tiene la particularidad de estar construida sobre la mezquita mayor de la antigua ciudad musulmana. Destaca su exterior, con el muro de la Capilla parroquial de San Miguel arcángel, obra cumbre del mudéjar zaragozano.

Otros monumentos importantes que podemos ver son la Aljafería, uno de los monumentos más importantes de la arquitectura Hispano – musulmana del siglo XI, así como las torres mudejares declaradas patrimonio de la humanidad: Magdalena, San Pablo, San Miguel y San Gil. Y es que la ciudad esconde tesoros de todas las épocas que la dotan de esta belleza particular.

Pero Zaragoza es mucho más porque su casco antiguo es conocido por sus zonas de tascas, bares y tabernas. Ideal para ir a cenar y tomar alguna copa. Suele llenarse bastante en fines de semana, pero es digno de ver; pues es la zona de marcha más importante de la urbe.

Fuente: Ayuntamiento Zaragoza