En plenas fiestas navideñas, todavía podemos pasar el Fin de Año fuera de casa y vivir de una manera especial la bienvenida a un año nuevo lleno de esperanzas. Gracias al AVE Madrid-Valencia, tenemos la cerca la capital del Túria, un oferta llena de historia, playa y sol que durante navidades siempre se agradece.

Ahora hay algunas ofertas para coger este transporte tan rápido y plantarnos en unos 90 min en Valencia. La capital ofrece unas vacaciones de diciembre únicas. Para empezar podemos alojarnos en algún hotel con encanto, pues en estas fechas hay muchas ofertas de 2×1 o segunda noche gratis, que incluye la cena de nochevieja y el desayuno para el día 1 de enero.

Daremos una vuelta por su casco antiguo, toda una delicia, gracias a sus monumentos más destacados, como la catedral o el Ayuntamiento. Por estas calles, es el momento de comprar algún recuerdo de la región. Unos dulces, una agua de Valencia; bebida típica; o artesanía hecha a mano pueden ser claros ejemplos.

También recomendamos pasear junto al río Túria, por su principal avenida, y admirar los edificios colindantes. Si te apetece celebrar Fin de Año junto al mar, estas es la ciudad perfecta. Nada mejor que bajar a la Playa de la Malvarosa, con el tranvía, y hacer un pic nic en la playa. Se convierte en un plan perfecto para decir hola a 2011.

Otra buena opción es ver la transformación de esta ciudad a través de barrios nuevos. Uno de ellos es donde se ubica la Ciudad de las Artes y las Ciencias, un gran complejo dedicado a la investigación y el arte, con una arquitectura digna del siglo XXI. Engloba varios edificios, como el oceanogràfic, el acuario más grande de toda Europa. Una atracción ideal para ir en familia.

A la hora de cenar, déjate aconsejar por tu hotel o reserva en alguno de los restaurantes del centro de la ciudad. Ofrecen excelentes carnes o pescados y platillos con paella (de diferentes tipos) y vino de la zona, muy sabroso.