formentera3.jpg

Si eres de los que has dejado tus vacaciones para más adelante, sepas que eres afortunado porque en los meses de septiembre, octubre y noviembre las reservas a vuelos y hoteles son siempre mucho más económicas. Porque no hace falta viajar siempre durante los meses de julio y agosto, en verano, os ofrecemos algunas propuestas y recomendaciones de las razones por las que hacer turismo en esta época del año.

Vuelos más económicos. ¿Sabías que un vuelo a Ibiza en septiembre puede costarte un 60% más barato? Pues sí, sobre el 15 de agosto solían costar unos 150 euros o más y en septiembre tienes vuelos a 50 euros. Lo mejor es que las buenas temperaturas todavía siguen, de manera que puedes ir a la playa, descubrir esta preciosa isla y disfrutar de su vida nocturna. Para este septiembre, os proponemos un viaje a la enigmática Edimburgo por 50 euros el vuelo con Ryanair. Puedes pasar perfectamente 5 días en esta ciudad que te fascinará donde resalta un castillo medieval y callejuelas con misterio que impresionan.

Menos gente y masificación. Una gran mayoría de personas ya han terminado sus vacaciones, por lo que las colas para el aeropuerto, los transportes o el ocio casi no existen. No hay agobios y uno puede viajar a su aire sin demasiadas complicaciones para encontrar el alojamiento o la entrada deseada. Si vas a alguna ciudad europea, notarás la diferencia porque no hay un turismo masificado en la mayoría de lugares, con lo que podrás visitar museos y monumentos de una forma más tranquila, sin necesidad de reservar tus entradas con anterioridad.

Hoteles más económicos disponibles. En julio y agosto nos encontramos con toda una odisea para encontrar el alojamiento adecuado. Bien porque ya no hay plazas disponibles, bien porque los precios se disparan. Durante septiembre los hoteles no tienen máxima ocupación y rebajan sus tarifas con descuentos especiales realmente asequibles. Aconsejamos ir a aquellos lugares de playa que nos ha sido imposible reservar o bien a hoteles de cuatro estrellas por Europa que han reducido sus tarifas y además te ofrecerán desayuno. Menorca, Mallorca, Dublín, Londres o Barcelona son ahora muy buenas opciones.

Vacaciones escalonadas. Aunque hayas tenido vacaciones en julio, seguro que podrás permitirte unos días durante este mes. Así has combinado un mes extremadamente caluroso con otro algo menos. Es el momento de ir a Canarias, si todavía no lo has hecho o de pasearte por Berlín, de la que salen vuelos baratos durante estos días.

Fin de semana de escapada. Aunque hayamos agotado nuestras vacaciones, septiembre es el mes perfecto para desconectar e ir un fin de semana a algún rincón rural y afrontar más fresco la llegada al trabajo. Cuenca, Castilla La Mancha, los Pirineos o Granada se convierten en destinos asequibles para esta temporada.

Foto: www.sxc.hu