bilbao-euskadi.jpg

 Bilbao se encuentra en la vertiente atlántica de la Península Ibérica, a 19 metros sobre el nivel del mar. Su población asciende a más de un millón de habitantes. Si hay alguna razón principal por la que recomendaría esta ciudad es su tradición gastronómica, muy arraigada pero adaptada a las corrientes más actuales. La cocina bilbaína combina la comida tradicional con la cocina de vanguardia. Son numerosos los restaurantes de calidad en esta ciudad, reconocidos mundialmente. Esto se ve favorecido por la diversidad de materias primas del lugar. Como no podría ser de otra forma, esta cultura gastronómica ha dejado su marca en las costumbres bilbaínas. Así nace el popular “txikiteo” o “poteo” consistente en recorrer los bares de la ciudad degustando los originales y sabrosos “pintxos”, pequeños aperitivos elaborados con una gran variedad de ingredientes combinados de mil maneras distintas. Los pintxos se suelen acompañar con pequeños vasos de vino o de cerveza, los llamados “txikitos” y “zuritos”, respectivamente. Muy conocido es el “txacoli”, un vino joven que se toma bien fresquito y es muy típico para acompañar los pintxos.
Son muchas la ocasiones en que Bilbao está en fiestas, y éstas son una buena excusa para ir a visitar esta ciudad. La más importante, y también la más larga es la Semana Grande, celebrada en agosto. Durante nueve días y nueve noches las calles de Bilbao se visten de fiesta: música, teatro, fuegos artificiales, pintxos, txacoli y mucha diversión. Durante estos días la ciudad se llena de visitantes con ganas de pasarlo bien.
El deporte también está muy presente en esta ciudad como lo demuestra uno de los orgullos de la villa, el Athletic de Bilbao, con su conocido estadio, San Mamés, también llamado “La Catedral”,  uno de los símbolos más emblemáticos de la ciudad.
La oferta cultural también es amplia. Podemos visitar museos como el Museo de Bellas Artes, el Museo de Arqueología, el Museo Marítimo de la Ría de Bilbao, y el conocido Museo Guggenhein Bilbao, famoso por su arquitectura obra del arquitecto americano Frank O. Gehry. Existen también diversas salas de exposiciones, como Bilbao Arte, la Sala Rekalde, la Bay Sala, el Espacio Manzana o el Espacio Abisal. Y si lo que te apetece es pasear, puedes hacerlo por los parque y jardines de la ciudad. Algunos de ellos son el Parque Doña Casilda, el Parque Etxebarria, el Paseo de la Memoria, el Parque Europa o el Parque de Bidarte. En cuanto al ambiente nocturno, si lo que tienes son ganas de salir y tomarte una copa, Bilbao es un lugar muy recomendable, pues la oferta de pubs, discotecas y salas de concierto es bastante amplia. Podría escribir muchas más cosas sobre Bilbao, pero creo que es mejor que te marques una escapada de fin de semana y lo vivas por ti mismo.