mallorca2.jpg

¿Te vas de vacaciones? ¿has elegido el mes de junio? pues has hecho bien porque es uno de los mejores meses para viajar, buen tiempo, sol y noches frescas interminables. Haz tu maleta y reserva tu vuelo a alguna de las islas españolas, verdaderas joyas de mar y la naturaleza donde descansar intensamente.

Además, si reservas el vuelo y alojamiento durante este mes de junio, te saldrá mucho más barato porque los vuelos a Tenerife en julio o agosto ya están subiendo a 300 euros. Las Baleares no son una excepción y Mallorca en agosto puede costarte 350 euros y no encontrar alojamiento. Sí, estamos en crisis pero los españoles siguen viajando porque nos lo merecemos.

Fuerventura, Tenerife o Gran Canarias son uno de los destinos elegidos por turistas de todo el mundo y por españoles que necesitan algo de relax al lado del mar. Pero es que en estas preciosas islas podemos hacer de todo, pues la naturaleza frondosa nos deja tesoros por descubrir.

Las Islas Canarias son propicias para la práctica de todo tipo de deportes de riesgo y aventura, sea en su interior como al lado de las playas. Los surferos las escogen para realizan campeonatos de surfing, katesurf y otros afines. Por otra parte, admira el folklore de esta zona, con monumentos isleños de un blanco reluciente y también iglesias y otros edificios religioso.

Por su parte, Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera son las preferidas por alemanes, ingleses y españoles que saben cuál es el poder de estas magníficas islas del Mediterráneo. Menorca es, quizás, una de las menos pobladas, pero enigmática con una gran cantidad de calas pequeñas casi desiertas donde beneficiarte de la calma necesaria.

Hay aguas cristalinas de un verde azulados intenso y rocas, cuevas y otras construcción que han surgido por las erosiones de mar. Formentera es famosa por sus faros y, al ser de diminutas dimensiones, puede recorrerse fácilmente con largos paseos o en bicicleta.

Por su parte, Mallorca y Menorca albergan gran cantidad de edificios y monumentos típicos de las baleares. Un exponente de ello es la gran catedral de Mallorca, situada junto al puerto. Un estilo gótico indefinido, tanto por dentro como por fuera. Es interesante recorrer sus alrededor llenos de tiendas de artesanía. En Menorca nos atrapa el influjo mediterráneo de Ciutadella, la capital o poblaciones más pequeñas, como Mahón del que es famosa por prestigioso queso de Denominación de Origen.