El agua es uno de los bienes más preciados. No sólo para el organismo, teniendo cantidad de propiedades (minerales, vitaminas…) que nos depuran el cuerpo y hacen que reduzcamos el colesterol y que soluciones nuestros problemas de tránsito intestinal, sino que es perfecta para la piel.

Un verano sin agua siempre nos sabe a poco. Como vemos, las ventajas que ofrece el agua depurativa sobre la piel y la mente en general son innumerables, y por ello nada mejor que pasar los meses más veraniegos en un spa o balneario. Tanto en España como en el resto de Europa, especialmente en Francia, existen grandes centros donde los tratamientos de agua son realmente especiales.

Y si podemos disfrutar de un gran spa junto al mar, como los que encontramos en Marbella, Valencia, Cádiz o Canarias siempre es una experiencia todavía mejor. En tales centros, nos sorprenderá el bienestar que encontraremos. Es otra forma de descansar en vacaciones, de olvidarnos del estrés. Además en muchos de estos centro, encontramos alojamientos y hoteles de cuatros estrellas que tienen de todo e incluyen las entradas gratuitas a los spa.

Las diferentes piscinas, grandes, pequeñas, de variadas temperaturas, son protagonistas. Podemos dejarnos acariciar por multitud de chorros y burbujas que nos relajarán todo el cuerpo. Benefíciate también de la ducha escocesa, del baño turco, de las propiedades milenarias del hamman… en definitiva, se mezclan varias culturas, como la árabe, la mediterránea, la romana, con aquellos tratamientos orientales que son los que más triunfan actuamente.

Los masajes hidrotermales alivian las tensiones. Los profesionales de estos lugares son especialistas en cada disciplina y nos asesorarán sobre nuestras dolencias y cuál es el tratamiento a seguir. Hay que tener en cuenta que los balnearios y spa son ideales para acabar con los dolores de cualquier parte del cuerpo. Y son para toda la familia. Se realizan ofertas para parejas, familias con niños y hasta para ir con amigos. ¿Y a quien no le gusta relajarse rodeado de lujo?