Si no tenemos suficiente tiempo ni dinero para quedarnos más días en una gran escapada a Estados Unidos, siempre es mejor quedarse en una ciudad tan cosmopolita como Nueva York. La verdad es que hay muchas cosas que ver y un sólo fin de semana nos va a saber a poco.

Para ello, recomendamos los sitios que podemos visitar en dos días y no acabar estresados. Primeramente, es importante reservar por Internet las entradas a museos y otros lugares de interés, como la entrada al Empire State para evitar colas y pérdidas de tiempo.

La mañana de sábado la pasaremos en Brooklyn. Vale la pena visitar este barrio de grandes dimensiones y empaparse de lleno en la cultura norteamericana donde veremos casas típicas y muchas tiendas de moda y arte. Es vital atravesar el puente de Brooklyn que une el centro con este barrio.

Tras una buena comida, nos dirigiremos al centro donde daremos una vuelta por la quinta avenida, Broadway, Rockefeller Center, el Madison Square Garden y otros lugares emblemáticos de Manhattan. Seguidamente, es hora de conocer uno de los parques más extensos del mundo: Central Park. Escoge una zona y pasea, admira y hasta descansa un rato.

Por la noche, podemos ir a cenar al barrio de Harlem, para después escuchar alguna banda de jazz en algún club nocturno (si cabemos, claro) porque suelen llenarse, sobre todo en fines de semana

Sin irnos demasiado tarde a dormir, el domingo es hora de madrugar para comernos la ciudad. Por la mañana, toca visitar el Metropolitan, uno de los museos más extensos del mundo. Elegiremos bien las salas que queremos ver para nos pasar más de una hora en el museo, ya que es muy grande y puede acabar agobiándonos.

Y el domingo por la tarde, subiremos al Empire State, uno de los rascacielos más altos del mundo al que subir y ver vistas de la ciudad. Aunque hayamos comprado las entradas previamente, es inevitable hacer algo de cola porque hacen ir en grupos de reducidas personas por estricta seguridad. Una vez arriba entendemos porque en Nueva York todo es posible y los sueños se cumplen realidad. Seguramente, volverás.