Desconexión, sol, playas vírgenes, relax y todo el lujo que quieras. Las islas Maldivas son eso y mucho más y las excusa perfecta para alejarse durante unas semanas.

Para ello nada mejor que escoger un alojamiento que tiene de todo y que, además se acaba de inaugurar. Hablamos del Six Senses Laamu, ubicado en un atolón virgen, es un resort de alto estanding formado por 97 villas de lujo y numerosas propuestas de ocio.

Además, las villas donde nos alojaremos están en perfecta armonía con la naturaleza, pues están rodeadas de exuberantes campos y vegetación tropical. Cada casa se personaliza y es totalmente privada reuniendo toda clase de comodidades para estés casi solo pero con el refuerzo de un gran grupo hotelero.

Las fantásticas playas de este lugar te permite bañarte, tomar el sol y practicar toda clase de deportes náuticos, como el surf, el kitesurf, o el submarinismo, actividades que también hay en el resort y que se realizan gracias a la Ocean Dimensions Diving School.

La diversión y el relax se aúnan en este gran paraíso. En el Six Senses Laamu encontramos un servicio de restauración único y diferentes bares, como la zona chill out, construido sobre el agua en varios niveles. Cócteles, combinados con recetas originales del trópico, ingredientes nuevos, intensos y espectaculares dan paso a un mundo de relax mientras podemos escuchar jazz y actuaciones de artistas.

Cuenta con diversos restaurantes para deleitarnos con la cocina internacional y la del país, donde los sabores exóticos abundan. Además, encontramos un restaurante de cocina orgánica, ubicado por encima del jardín natural. Pero hay más, como el rincón con tés de muchos sabores y hasta talleres de chocolate con la elaboración de bombones.

El resort ofrece un amplio spa con toda clase de tratamientos asiáticos, donde expertos terapeutas te practicarán milenarias curas con masajes holísticos y rejuvencedores. Es el lugar indicado para ir en pareja y hacer los sueños realidad. En este alojamiento también hay lugar para los niños, así las familias también pueden alojarse, porque hay zonas destinadas para ellos.

Foto: cgpont