valledeljerte2.jpg

Los meses de otoño son ideales para escaparse a la montaña y empaparse de un pasaje donde predominan los colores marrones y verdes. En esta estación los cerezos del Valle del Jerten vuelve a vestirse de rojo, está vez como preludio de un gris y crudo invierno.

Si vas al centro de la Península, haz parada en el Valle del Jerte donde se realiza la Otoñada, un evento muy especial que te encantará.

Según turismo de la región, la Otoñada 2009 supondrá para la comarca su séptima edición y marca actividades que duran dos meses en esta época para los mejores momentos de ocio. Las actividades se van sucediendo, como son los eventos que están relacionados con la cultura y tradición del valle.

No puedes perderte saborear la gastronomía del lugar. Para ello, este evento ofrece la celebración de las VIº Jornadas sobre Gastronomía Pastoril donde son protagonistas las degustaciones de comidas típicas, como la calbotada, la matanza extremeña… la red de restaurantes de la comarca es la organizadora y ofrecen un amplio surtido de productos para los amantes de la buena comida.

Las rutas guiadas por la zona son de destacar. Su objetivo es el fomento del contacto con el medio y la naturaleza. Un sinfín de paisajes que recorrer a pie e ir de pueblo en pueblo, la mejor manera de explorar el territorio y mezclarse con sus gentes. La Otoñada presenta, también, un conocido mercado medieval, apto para todos los público y muy original al ir los autóctonos vestidos como en la Edad Media.

Participa en el Festival de Folklore Extremeño y la exposición de fotografías de otoño que cada año se presentan al concurso, además de otras actividades que se llevaran a cabo durante los meses en la Otoñada. Pero esto no es todo: conciertos, fiestas, teatro, talleres y propuesta para los más pequeños llenan dos meses de alegría.