Del 26 al 30 de septiembre tiene lugar una nueva edición del Salón Náutico de Barcelona en el conocido Port Vell. Va a reunir una oferta expositiva atrayente de los últimos modelos de este sector y de las actividades relacionadas con un mercado incipiente que agrupa una parte importante de agentes de turismo.

Algunas de las novedades de esta edición es que, además de adelantar las fechas a septiembre, toda la oferta expositiva se va a concentrar en el Port Vell, un lugar idílico en el mar donde la muestra flotante va a ser muy interesante, con embarcaciones a partir de los 8 metros de eslora.

El adelante de las fechas es significativo porque el certamen de Barcelona irá en consonancia con otros salones náuticos de Europa, que tienen lugar después y antes del de la capital catalana, se trata de el Festival de la Plaisance de Cannes y el Salone Nautico Internazionale di Genova.

También en este lugar veremos las novedades en productos y servicios, que abarcan desde lanzchas, motos, motores, pinturas, accesorios, decoración, y hasta puertos deportivos. Como siempre, el salón concentrará actividades deportivas y también lúdicas que reúnen a parte de los profesionales y también a toda la familia que puede interesarse por la náutica en sus momentos de ocio.

El director del salón naútico, Jordi Freixes, establece que durante cinco días esta celebración se trasladará a diferentes rincones de la ciudad para que respire ilusión y ambiente marinero. Además, los visitantes del salón tendrá la oportunidad de realizar pruebas de embarcaciones porque se pretende ampliar las esloras mínimas de barcos a flote a los 8 metros, en lugar de los 12 metros, como sucedía en anteriores ediciones.

La primera edición del Salón Náutico tuvo lugar en 1963 en el recinto de Montjuïc de Fira de Barcelona, en 2002 se trasladó al nuevo recinto de Gran Vía al ser mucho más grande pues el anterior se quedaba reducido. Desde 2009 también se habilita un Village, donde se reúnen empresarios y deportistas, y este 2012 se va a realizar íntegramente en el Port Vell.