hpim3925.jpg

Tenemos dos días por delante para ir a cualquier destino. Elige bien y disfrútalo al máximo, pues ya sabes que el lunes vuelve la rutina del trabajo y hemos de saber desconectar perfectamente.

Piensa en un destino que no esté demasiado lejos, una ciudad española cercana a la tuya o una ciudad europea pequeña pueden ser lugares interesantes para ver sin problemas en un fin de semana. Girona, Sevilla, Toledo son buenos ejemplos en España, y Dublín, Berlin, Oxford o Pisa, son algunos ejemplos en lugares europeas, en los que hay mucho que ver, pero con dos días nos es suficiente para hacernos una idea de la ciudad.

Asesórate bien a la hora de volar y ayúdate de las compañías aéreas low cost del mercado que vayan a los destinos de tu interés. Ryanair es una de las más económicas, donde plantarte en Londres (por ejemplo) por 5 euros. Ten en cuenta que las salidas son muy pronto y las llegadas también, pero nos ahorraremos unos euros.

En cuanto a hoteles, para dos días es mejor elegir un lugar discreto y sencillo porque vamos a estar más tiempo fuera que gozando de las ventajas del establecimiento. Los bread and Breaskfast suelen ser muy económicos, aunque hay habitaciones compartidas, y los hostels tienen habitaciones propias con lavabos también en la propia habitación.

Es hora de planificar el viaje. Para ello entraremos en la página web de turismo oficial de la ciudad a visitar y elegiremos los museos, jardines, plazas y edificios más importantes. No tendremos tiempo de buscar un restaurante a nuestra medida, por eso en la misma web suelen haber recomendaciones de restaurantes de todo tipo. De igual modo sucede con los bares o discotecas a las que queremos acudir para pasarlo bien. Una vez en la ciudad puede ser que nos decantemos por otro lugar que veamos al pasar, quedémonos y no demos vueltas innecesarias que nos hacen perder el tiempo.

Si queremos visitar edificios emblemáticos o museos muy concurridos, sepas que en algunos de ellos, se puede hacer la reserva desde Internet, evitando largas colas. Si no hemos podido, no tendremos más remedio que madrugar o escoger ver estos lugares a mediodía cuando siempre hay menos gente.

Es muy importante saber con antelación los transportes que te llevarán al hotel o al aeropuerto más cercano. Apúntate los horarios y ten todo bien ligado antes, porque luego todo son prisas, y lo que queremos es disfrutar al máximo de unos días de ocio. En las mismas webs oficiales hay mapas de la ciudad. Podemos descargarlos e imprimirlos y descatar en boli nuestro hotel y los rincones que visitaremos.