mnac5.jpg

¿Quieres un fin de semana cultural? otoño nos va a convertir en profundos seguidores del arte y del aspecto más didáctico. Si estamos de ruta por Barcelona, no dejes de visitar algunos de sus museos más interesantes. Empezaremos en el barrio del Raval, una mezcla de culturas que merece espacios donde entretenerse.

En la Plaza dels Àngels, el MACBA, Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, es una experiencia para los sentidos para todos aquellos que les gusta el arte experimental. Cuenta con exposiciones realmente interesantes de reconocidos artistas internacionales, donde se mezcla la pintura, la fotografía, el vídeo, el cortometraje, y otras disciplinas actuales. El edificio en si es toda una obra de arte, una pieza de color blanco con toda clase de vidrieras y ventanas. En verano, podemos subir a su terraza y hacer un cóctel. Se realizan exposiciones por la noche en la épocas estival a precios reducidos.

Muy cerca de este museo encontramos en CCCB, el Museo de Cultura Contemporánea de Barcelona, también reúne exposiciones atrevidas. Pero lo que más destaca de este lugar son sus actividades paralelas, pues es escenario del festival Sonar, y en verano se realiza cine al fresco. Los interesados en el arte más reciente pueden experimentar en estos centros de arte y moda.

Tras tanto arte moderno, nos vamos a un clásico. El Museo Picasso es el más visitado en la ciudad y no es para menos, pues podemos dar un repaso a la vida pictórica del famoso pintor con cuadros esenciales de todas las épocas. Está ubicado en un antiguo palacete de la zona del borne, lo que hace más atractiva la visita.

Visitaremos una zona llena de arquitectura y también de muchos museos. Montjuïc esconde gran cantidad de propuestas para el turista. En su parte derecha, se halla el Caixa Forum, un edificio con historia que alberga exposiciones temporales. Su entrada es gratuita y puedes ver 4 a la vez, que van variando a lo largo de los meses, aquí las disciplinas artísticas más novedosas también se dan cita. Además, hay cafetería y tienda, y en verano se realizan conciertos al aire libre.

Un poco más arriba, encontramos el MNAC, el Museo Nacional d’Art de Catalunya. Es uno de los más grandes y extensos, tómate un poco de paciencia para ver sus salas, pues hay arte de todas las épocas, divididas por disciplinas. Hay realmente obras maestras, como el Abis de Sant Climent de Taüll, el Frontal de la Seu d’Urgell o dels Apòstols, o Ramon Casas i Pere Romeu en un tàndem, de Ramón Casas, entre muchos otros.

Foto: www.mnac.cat