Empieza una nueva etapa con nuevos proyectos y tras las vacaciones de verano, nada mejor que afrontar la vuelta al trabajo escapándonos de forma relajada. Proponemos lugares y escapadas para relajarse y pasarlo muy bien.

En el mar de Santander. Aunque en el norte empiece a hacer algo de frío, Santander ofrece playa y montaña por doquier. Todavía es tiempo de pisar la playa sin que esté masificada. El color verde de Santander nos aportará la calma que tanto necesitamos.

Caldes de Malavella. Los centros termales de esta población, que pertenece a la provincia de Girona, son perfectos para sumegirnos en mundos de agua y relajarnos. Aquí se halla el Centro Termal del Balneario Vichy Catalan, donde obtener los tratamientos más especiales. Ideal para ir con tu pareja.

-Vinoterapia en la Rioja. Siempre es un privilegio poder ir a la Rioja. En septiembre, cuando empieza la vendimia, el enoturismo se multplica. En este caso, la vinoterapia está extendida, pues permite contemplar las viñas y sumergirnos en vino. Y es que este bien de dioses ofrece muchas ventajas en la piel. Las sesiones de vinoterapia pueden empezar con un masaje por todo el cuerpo y acabar con una copa de vino.

Hoteles y casas con todo incluido. Con el fin de no hacer nada y dejar pasar los días mientras estamos al lado de la montaña o mar, recomendamos los establecimientos donde todo está incluido. Desayuno, comida, cena, spa, tratamientos corporales, piscina, playa al lado del hotel… para que no te tengas que preocupar de nada.

Casas rurales para desconectar. El campo y la naturaleza se dan de la mano para vivir momento inolvidables. LAs casas rurales suelen tener de todo y su arquitectura nos dejará con la boca abierta. En estas casas suelen haber piscina y hasta jacuzzi en la habitación. Una escapada en pareja nos dejará como nuevos antes de afrontar la llegada al trabajo.

Navegar en un barco en las islas. Podemos también escaparnos a una isla cercana y subir a una embarcación. El oleaje del mar hará que todo sea diferente. Lo mejor es coger una embarcación con capitán incluido que nos lleve a ver otros lugares y después poder comer o cenar tranquilamente en alta mar.