exposicion-egipto-en-burgos.jpg

Burgos no tiene nada que ver con las pirámides de Egipto, son dos lugares de encanto, pero bastante distintos entre si. Ahora y hasta el 18 de noviembre ambas culturas se unen en el Monasterio de San Agustín de Burgos, que acoge una exposición para los amantes del arte egipto.

En este emblemático lugar podrás ver una espectacular muestra de reproducciones artesanales de los tesoros encontrados en la cámara funeraria de Tutankamón, elaboradas por los voluntarios culturales del taller de Bellas Artes de la Fundación Sophia, todo ello bajo el lema “Un Universo por Descubrir”.

Quedarás impresionado por la reproducción a tamaño real del sarcófago de Tutankamón, muebles, joyas, amuletos y otros elementos ceremoniales, que fueron encontrados en la tumba en el momento de su descubrimiento por el legendario Howard Carter en el Valle de los Reyes, en Egipto, el 4 de noviembre de 1922.

La momia, que mide 187 cm de largo y 51,3 cm de ancho, es, sin duda, la atracción más importante de esta muestra. Pertenece a la dinastía XVIII, que gobernó entre el 1321 al 1311 a.C. Ha sido restaurada de una forma muy compleja para que fuera lo más parecida a la original. Elaborada primero con un molde de madera y escayola, para sacar a partir de ahí la reproducción final, realizada con resina, estaño repujado, y lacada en dorado para imitar el oro macizo del original.

Para aprender mucho más sobre el arte egipcio desde Burgos es vital reconvertir todo este espacio en un lugar interactivo, donde destacan las fotografías, los paneles, las reproducciones y las maquetas.

Los paneles explicativos nos sirven para tener conocimiento de la cronología de la historia del Antiguo Egipto, una explicación acerca del nacimiento de la egiptología.

Si quieres ir a Burgos a ver arte por los cuatro costados, recomendamos un alojamiento que ofrece una oferta, en alojamiento + desayuno. Se trata de hotel Fernán González, situado en pleno centro de la ciudad, a tan sólo 150 metros de la Catedral y cuenta con 75 habitaciones equipadas para que el cliente encuentre tanto confort como en casa. En su restaurante, además, disfrutará de una cocina que combina la tradición castellana con nuevos platos de tendencia actual.