turismo-desplazamientos.jpg

Aunque las cosas se pongan difíciles en la economía, nadie renuncia a una escapada de fin de semana. Así lo demuestran los últimos datos sobre movimientos turísticos que establece que en octubre de 2009 los residentes en España han realizado 13,3 millones de viajes, lo que ha supuesto un importante crecimiento interanual del 20,3%.

Y es los españoles aprovechan cualquier fiesta, fin de semana y en este caso en octubre, la festividad del 12 de octubre, para relajarse y desconectar. De todas formas, hay que resaltar que la mayoría de los viajes (93,8%) se han realizado dentro del país, destacan crecimientos de comunidades autónomas como la Comunidad Valenciana (58,1%) y Cataluña (48%), que en conjunto han sido destino de cuatro de cada diez viajes.

En cuanto a transporte, el coche fue un mes más el medio de transporte mayoritario de los viajes de los residentes en España, elegido en el 81,2% de los desplazamientos, aunque redujo la cifra de 2008 un 2%. Con un peso relativo mucho menor, los viajes en avión y en autobús concentraron el 9,1% y el 4,8% de los desplazamientos, respectivamente.

¿Y dónde van los españoles de viaje? si bien hemos apuntado que en su mayor parte los desplazamientos de octubre se realizaron dentro del país, las Comunidades Autónomas elegidas como destino de viaje, fueron Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana y Castilla y León.

Andalucía se sitúa como primera comunidad, con un aproximadamente tres millones de viajes, con un descenso del 5,9%. Este resultado se debe en parte a la ligera caída de los viajes de ocio que se realizan dentro de la propia comunidad autónoma.

Con 2,4 millones de viajes y una disminución del 1,5% respecto a julio de 2008, Cataluña ocupa la segunda posición. Este destino es, entre los principales, el que menos sufre la reducción de viajes del mes, debido a que incrementó la cifra de viajes en la propia comunidad.

La Comunidad Valenciana ocupó la tercera posición, recibiendo 1,9 millones de viajes, un 3,9% menos que hace un año. Esta cifra se debió principalmente a la caída de los viajes de ocio y visita a familiares o amigos, que en conjunto suponen nueve de cada diez viajes. Por último, Castilla y León recibió 1,6 millones de viajes, un 2,3% menos que en julio de 2008.