destinos-espana.jpg

El sol, la playa, el buen clima y una gastronomía de categoría son algunas de las razones por las que los turistas británicos prefieren España como destino turístico para este año que empezamos.

Y es que no sólo es el 2010, sino que ya hace algunos años que los británicos visitan la Península masivamente. Nada más y nada menos que tres ciudades españolas encabezan las preferencias de destinos de los viajeros británicos, según los datos del buscador de viajes en los que se recogen los 50 destinos favoritos para viajar desde los aeropuertos de Gran Bretaña. Se trata de Málaga, Tenerife y Alicante.

En esta lista, como vemos, el primer lugar lo ocupa la capital de la Costa del Sol, que ha subido un escalón desde el año pasado, debido al enorme interés en búsqueda de vuelos baratos a Málaga. Su historia, el mar, el ambiente veraniego que se respira y la cercanía a Marbella, que sigue siendo ciudad turística por excelencia la amparan.

A todo ello le siguen Tenerife y Alicante, dos poblaciones también regadas por el mar y el buen clima en casi todas las estaciones del año. Entre los 20 primeros destinos, están también Palma de Mallorca, en el 8 y Lanzarote en el 9. Otros seis destinos españoles (Barcelona, Gran Canaria, Murcia, Ibiza, Fuerteventura y Madrid) se incluyen asimismo en el top 10 de destinos favoritos de los británicos.

De estas últimas ciudades, podemos destacar que Barcelona es un eje central de turistas y que Madrid, aunque no tenga mar, es la capital y tiene muchos otros encantos que dejan a los turistas bocabiertos por sus bellos monumentos. Ibiza es también una tradición, no sólo por sus juergas nocturnas; la calidad de sus pueblos y el ambiente perfecto que la rodea son razones de peso para ir a pasar una temporada.

Y es que los británicos huyen del frío como sea y, pese a la caída de la libra y el derrumbe inmobiliario, los turistas británicos siguen siendo los más numerosos en España. Entre los destinos no españoles del informe del buscador de vuelos de bajo coste, Orlando (USA) ocupa la cuarta posición, que sube nada menos que 12 puestos respecto a 2008.

Difundir la cultura española por toda el mundo ayuda a recibir más turistas, una de las bases económicas del país, que cada vez ofrece un mayor número de lugares y rincones de absoluta tendencia.