londres-inglaterra.jpg

 Londres es una ciudad ideal para una escapada de fin de semana, aunque seguro que te quedas con ganas de más y volverás. Si eres joven y tienes ganas de divertirte, ésta es tu ciudad. Pubs, discotecas, salas de conciertos, y por supuesto museos, monumentos y un importante patrimonio. A todo esto hay que sumar la propia vida de la ciudad, su carácter cosmopolita y dinámico. En ella puedes ver todas las tendencias y razas, punkis o yuppies, indúes o canadienses, bicicletas y ferraris. Lodres es una ciudad de contrastes.
Visitas obligadas en tu viaje deben ser el British Museum, la Tate Gallery,  el Natural History Museum y la National Gallery. También podemos ver la London Eye, una inmensa noria de 135 metros de altura, probablemente la más grande del mundo. O pasear por el bohemio barrio del Soho. Es una zona de ocio, llena de tiendas, peluquerías, restaurantes, pubs y teatros. Es toda una experiencia pasear por sus calles peatonales, mirar sus escaparates o tomarte un café en una de sus numerosas cafeterías.
Otros lugares de interés son Picadilly Circus, mítica plaza del centro de esta ciudad, o Trafalgar Square, una de las plazas más grandes del mundo.
En cuanto a la comida, en Londres podrás comer un poco de todo. Comida de muchas nacionalidades distintas, mil sabores y olores, pero no hay que olvidar que, como todo, es muy caro. Restaurantes italianos, americanos, griegos, turcos o griegos. Algo que debes probar es el English breakfast, consistente en cereales y tostadas, compañado de zumo de naranja, té, café, tocino, huevos, salchichas y tomates.
Pues esto es sólo una muestra de la gran cantidad de lugares o experiencias que puedes vivir en Londres. Sería una buena idea de viaje para esta Semana Santa que está ya a la vuelta de la esquina.