estambul.jpg

Escoger la escapada perfecta a veces es difícil. Pero todo depende de la relación calidad-precio de cada uno, un presupuesto que tu puedes hacer a tu medida. Descubre los destinos que te proponemos hoy y escápate, ¡Ya es hora!

Dinamarca. En el Norte de Europa es una ciudad pequeña, pero con encanto. Los bellos paisajes del norte te harán reponer fuerzas. Además, puedes disfrutar del mar, de las costas, las rocas y playas realmente extensas. Dinamarca destaca de jardines de gran belleza, con la estatua emblema, la Sirenita, más pequeña de lo que pensabas, pero de visita totalmente obligada.

Milán. La ciudad nos encandila con la moda, la gastronomía y el poder de Italia. El Duomo es la catedral principal y el símbolo de la ciudad, que también tiene otros atractivos, como la iglesia donde se encuentra la pintura de la “Santa Cena”. Reserva con anticipación tu entrada porque si no es imposible entrar a verlo. Otra opción es esperar en la puerta a que a alguien le sobre entrada, andan realmente buscadas. Pero es que la obra impresiona y merece la pena verla.

Menoca. Sí, la isla es una atracción en verano, pero sus paisajes no cambian porque nos encontremos en otoño. Si el tiempo lo permite, podremos bañarnos en alguna de sus infinitas calas, pero si no podemos, hay miles de atracciones que visitar. Los yacimientos, las iglesias, los recorridos por la isla, mahón, la catedral de Ciutadella… ¿quieres más? pues sepas que puedes practicar toda clase de depotes acuáticos… el mar al poder.

Londres. La ciudad infinita, la ciudad que no duerme. Será algo tópico, pero es, sin duda, la escapada perfecta porque el vuelo te va a salir casi gratis (por la cantidad de vuelos low cost que llegan) y hay un sinfín de hoteles de todas clases, como los típicos y económicos B&B, con desayunos incluidos. Mercadillos, castillos, palacios, tiendas fashion y arte, realmente hay mucho que ver. Coge tu mapa y elige bien para una escapada rápida.

Estambul. La pasión turca te llenará porque se trata de una cultura totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados. Lo árabe y europeo se dan de la mano para contemplar mezquitas, zocos… con un paisaje realmente original, como un gran desierto con rocas siempre atractivas. Pero también es bastante moderna, y destaca por su zona de bares y restaurantes de la parte central. Una mezcla que gusta a mucha gente.

Foto: http://www.sxc.hu