cerdena.jpg

No queda mucho para que finalice junio, un mes que se ha vuelto más caluroso de lo normal, aunque ya se sabe estamos en verano. Para refrescarnos y pasar unos días de baño inolvidables te aconsejamos algunos destinos significativos donde se encuentran algunas de las mejores playas del mundo. ¿te vienes?

Hacemos la primera parada en Ampuria Brava, una bonita población al Norte de la Costa Brava, que tiene muchos encantos. Es un pueblo curiosos donde los autóctonos tienen sus embarcaciones con amarres delante de sus casas, como pequeños canales artificiales donde poder ya empezar a navegar. Sus playas son, además, catalogadas por su alta distinción y calidad. Un lugar lleno de esplendedor donde el semi lujo se mezcla con las tradiciones pesqueras del Norte de Cataluña.

Nuestro segundo destino nos lleva a Cerdeña. La isla presenta un conjunto de calas y playas de incoporables belleza con costas abruptas, donde se instala un turismo de glamour en todas las épocas del año, y especialmente durante el verano. Llegar a ello no es caro, con algunos vuelos low cost, pero luego la vida allí ya es algo diferente. Te gustará Costa Esmerlada que, como su nombre indica, está llena de aguas cristalinas verdes. Tu destino para este verano.

Si queremos algo más asequibles siempre nos quedará la costa alicantina. La masa de turistas suele ser algo extensa durante el mes de julio, pero siempre hay diversidad de pueblos donde encontrar algo de calma, como Alfaz del Pi (cerca de Benidorm). Ello permite realizar excursiones por la costa valenciana. Visitar sus castillos y la zona de interior, que también es muy rica. Más al norte, Benicassim y Burriana son dos ejemplos de playas cuidadas en las que relajarnos.

Las modernas playas del Norte de Marruecos son totales. Allí encontraremos la paz que tanto ansiamos llenos de cultura árabe, que no eleva el alma. Son playas preferidas para los surferos y los amantes de los deportes de aventura. Algunas están cerca de las ciudades, con lo que podemos desplazanos y contemplar su riqueza y los puertos, como por ejemplo Tánger.

La costa atlántica es algo más desconocida. En ella nos bañaremos con algo más de fresquito, pero es ideal para esta época del año. Recorre Cantabria y Galicia y llega hasta Portugal, pueblos nobles a los que hemos de llegar al menos una vez en la vida.