huelva.jpg

Según los restos encontrados en el casco urbano de la ciudad, Huelva es una de las ciudades más antiguas de España, incluso se llega a situar la presencia de poblamientos desde antes del esplendor de Tartessos. La ciudad está situada entre los ríos Tinto y Odiel, ríos que dan unidad a esta provincia andaluza.
Huelva está levantada sobre arcillas rojizas y cabezos de margas, lo que le ha dado carácter a lo largo de la historia, aunque en la actualidad, por necesidades propias de expansión de la ciudad, ha tenido que acercarse y conquistar poco a poco la marisma de la que está envuelta.
Por Huelva ha pasado mucha gente y muchas culturas a lo largo del tiempo. Sin embargo, el siglo XVIII supuso una etapa definitiva para la ciudad, en el que se crearon monumentos y edificios que forman parte de la idiosincracia de esta bella tierra andaluza. Por ejemplo, de esas fechas son las torres de las iglesias de San Pedro y de la Concepción. También se dan por acabadas las obras en el Convento de la Merced, la construcción de la ermita de la Soledad, de estilo barroco. Ya en el siglo XIX, con la llegada de los ingleses, la ciudad de Huelva recibe grandes cambios en todos los sentidos, y uno de ellos es en el estilo arquitectónico, como es el caso del Barrio Obrero Reina Victoria, de estilo genuínamente inglés y victoriano, y la Casa Colón, a la que se le ha añadido el Palacio de Congresos, dedicada en la actualidad a acoger congresos de corte variado. También del siglo XIX (1874) es la contrucción del Embarcadero de Mineral de Ríotinto, en la actualidad convertido en paseo, construido en hierro y una de las muestras más interesantes de Andalucía de arquitectura en este metal.
Pero también Huelva cuenta con mucho paraje natural, tal es el caso de las Marismas Odiel, situadas a la entrada de la ciudad si llegamos por las playas de poniente. Si vamos con tiempo podemos hacer un alto en el camino y acercanos para visitarlas, porque con seguridad nos encantará. Cuenta con observatorios de aves y otras instalaciones pensadas para los visitantes. Otra opción interesante es acercarnos hasta la confluencia de los ríos Tinto y Odiel, desde donde encontraremos unas vistas preciosas e interesantes, ya que desde allí observaremos el lugar desde donde partieron las naves de Colón hacia América y también La Rábida. Existe otro mirador que está situado sobre la Ría del Odiel, el Mirador Natural de la Ermita de la Cinta, desde el que podremos contemplar muchos pueblos de los alrededores, la marisma y una puesta de sol impresionante.
Solo a pocos kilómetros de la capital y con una buena accesibilidad encontraremos las playas de El Portil, Mazagón y Punta Umbría, lugares ideales para refrescarnos en verano y para visitarlas y disfrutarlas, si nuestro viaje de fin de semana lo hacemos en invierno.
Por si os queda algo de tiempo, una vez visitada la ciudad de Huelva, os dejo una relación de los pueblos de la provincia, todos de gran belleza y dignos de ser visitados en una escapada de fin de semana.

PUEBLOS DE LA PROVINCIA DE HUELVA
Alajár, Almonaster la Real Almonte, Aracena, Ayamonte, Beas, Berrocal, Bollullos Par del Condado, Cartaya, Cortegana, Encinasola, Fuenteheridos, Galaroza, Huelva, Isla Cristina, Jabugo, La Palma del Condado, Lepe, Minas de Riotinto, Moguer, Niebla, Palos de la Frontera, Puebla de Guzmán, Punta Umbría, Sanlúcar de Guadiana y Valverde del Camino.