hoteles-barcelona2.jpg

Barcelona es centro de referencia del turismo internacional. Ello también se debe a sus grandes infraestructuras, como los grandes e invidiados hoteles. Las más importantes cadena hoteleras quieren tener aquí sus más grandes establecimientos.

Una de las últimas adquisiciones en el Paseo de Gràcia es el Hotel Mandarin Oriental, de 5* superior, un gran lujo en decoración y atención, de un edificio donde ver y comprobar las mieles de oriente directamente en la Ciudad Condal. Pero no sólamente los alojamientos más destacados están en el centro. Hotel Juan Carlos I, en la Av. Diagonal, es también un ejemplo de la estructura que dibuja un fantástico paisaje de edificios altos donde dormir despierto.

Hotel Princesa Sofía tiene una gran historia. A diferencia del Mandarin Oriental, lleva muchos años en la ciudad y cuenta con todo lo necesario para pasar unas buenas vacaciones o bien celebrar conveciones empresariales. Está en inminente renovación, por lo que pronto lo veramos algo más modernizado.

Al lado de la Estación de Sants también encontramos acomododas hoteles. El hotel Barceló Sants, junto encima de la estación; el Hotel Torre Catalunya, una alta torre que cuenta con un fantástico restaurante en lo alto con amplias vistas a toda Barcelona; o el Expo Hotel, algo más moderno con una terraza donde se ruedan anuncios y películas.

Si hablamos de torres, el Hotel Arts, en el Puerto Olímpico, es el preferido de las estrellas y personajes famosos cuando se alojan en la ciudad. Se construyó para las Olimpiadas de 92 que transformó el barrio y la zona. Sus vistas al mar y las terrazas en verano son inmejorables.

Hotel Ritz, en Gran Via, es toda una institución. El lujo es extremo, tanto en sus habitaciones, como en todos los servicios, además de sus exclusivos restaurante de gastronomía mediterránea e internacional. Algo más asequible es el Hotel Cram, vanguardista y con una estructura interior coloristas, con influencias hindús en algunas rincones comunes. El restaurante Gaig está regentado por el estrella Michelín, Carles Gaig, y ofrece rica y tradicional cocina catalana al toque de su autor.