castillalamancha.jpg

Castilla-La Mancha, una de las mayores regiones de España, engloba provincias con alto interés turístico. Desde el patromonio monumental de Almagro, los lagos que encontramos en Daimiel a la ruta del Quijote de la Mancha, está formado por poblaciones de larga tradición, recónditas y, sobre todo, ricas en arquitectura.

Combina perfectamente la naturaleza, con infinidad de valles que visitar y hacer excursiones a poblaciones algo más grandes, llenas de monumentos de gran interés en España. No te pierdas, por ejemplo, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara o Toledo.

Si has decidido ir a esta importante comunidad, pero no tienes tu alojamiento, te recomendamos algunos destacados, desde casas rurales a hoteles de vanguardia. Elige tu destino más favorable.

El hotel Blu, de Almansa, en la provincia de Albacete, es una oferta tentadora porque podernos relajarnos al máximo. Posee un balneario spa que será la delicia de todos los visitantes. Además de sus confortables instalaciones, permite ir a visitar el famoso castillo de este pueblo, una belleza que traspasa años.

Los destinos rurales son perfectos para desconectar en medio de la naturaleza. Su ventaja es que suelen estar próximos a ciudades para visitar posteriormente aquello que sea de interés. Mientras el alojamiento dispone de habitaciones rurales, de encanto, con piscina, cocina, jardines… y lo que sueñes.

Olivar de las Mangas es un gran hotel rural, ubicado en Calzada de Oropesa, Toledo. Cuenta con 16 habitaciones, 4 salones, piscinas y zonas ajardinadas. Es la escapada perfecta si vives en Madrid y quieres desconectar de la ciudad durante este agosto y primeros de septiembre.

Sigüenza, en Guadalajara, es uno de los rincones más bonitos de la geografía española. Allí encontramos el Hotel & Spa Salinas de Imón. Una casa del siglo XVII, decorada al más estilo rústico, conservando mobiliario antiguo muy importante. Además de las habitaciones, decoradas como si estuviéramos en hace varios siglos, cuenta con un spa para que todo salga a la perfección.

Disfruta en Almagro del Hotel La Casa del Rector, un hotel de cuatro estrellas que también destaca por su ubicación, en una casa del siglo XVII. Ello permite saber cómo vivían en la antigüedad, pero conjugando con la modernidad de su decoración actual. Si eliges una suite, tienes a tu alcance sauna y patio-terraza con hidromasaje. También, si lo prefieres, puedes desconectar totalmente en un spa muy cuco.

Foto: www.sxc.hu