londres2.jpg

Un fin de semana en Londres ayudará a romper nuestra rutina con un viaje especial en el que siempre descubrimos algo diferente. Londres no para, sus mercados son destacables, su eventos, sus parques… y una multiculturalidad que la hacen rica en historia y diversidad.

Entre los edificios más imponentes, no podemos dejar de visitar el Palacio de Buckingham, lo que corresponde a la actual residencia oficial de la monarquía británica. Suele haber largas colas en la puerta para entrar, pero si vas pronto y tienes paciencia, entrarás seguro.

Primero disponte a ver el cambio de guardia de los guardianes de palacio, es algo tradicional que define el conocido palacio. Recuerda que puedes visitarlo tanto sus interiores como sus amplios jardines, aunque hay zonas privadas, por ello siempre las visitas siempre se realizan en grupo y están guiadas pasando estrictos controles. Camas y espejos de hace siglos, verdaderas joyas de arte de los antepasados e incluso cuadros de pintores, como Rubens o El Canaletto.

Es también reconocible la Torre de Londres, una amplia fortificación con varias torres de la Edad Media, que esconden tesoros importantes. Puedes subir a cada torre en sus escaleras y contemplar el paisaje verde londinense. También es una atracción los famosos cuervos del lugar, que son amaestrados para diversas funciones.

La historia de la Torre de Londres va unida a prisioneros que estaban en tales lugares y que murieron allí. Es interesante agruparte para que un guía te explique la historia y leyendas de cada una de las torres. En este lugar permanecen las importantes Joyas de la Corona, que pueden verse de cerca, aunque están recubiertas de cristales y la protección es total. Son piezas de increible valor, con esmeraldas, brillantes, rubíes antiquísimos.

El Palacio de Westminster tamién es antológico. Es un importante conjunto que alberga varios edificios a la vez. Por ejemplo, alberga el conocido reloj Big Ben y el parlamento británico, dividido entre la cámara de los Lores y la Cámara de los comunes. Puede ser visitado en su interior, donde ver el congreso, y todas las cámaras. Es vital que nos expliquen sus historia y funcionamiento para no perdernos.