En verano, las fiestas, los conciertos y las actividades se van sucediendo por toda la Península. Los festivales más exitosos suelen realizarse durante esta época. El buen tiempo prácticamente asegurado hace que tengamos más ganas de salr y de disfrutar de las actividades al aire libre.

El FIB o Festival Internacional de Benicassim, en la costa blanca, sube cada año como la espuma. Son atractivos los grupos y solistas que cada años acuden a este festival de música independiente que va aumentando sus sonidos y ritmos a medidad que pasan las ediciones.

Si eres atrevido y aventurero, es momento de dormir en una tienda de campaña y vivir intensamente días y noches de fiesta en este macrofestival que siempre tiene lugar durante el mes de agosto.

Por otro lado, el festival de Perelada, en la Costa Brava, es un cambio algo radical de músicas y escenarios que el anterior. Aunque cada año se va modernizando, el ballet o la música clásica son siempre protagonistas. Este año, con motivo del 25 aniversario del festival, actuarán Quincy Jones, Joan Manel Serrat y Albano, entre muchos otros.

Lo que más atrae de este festival tan peculiar es que se realiza en el castillo de Perelada, un escenario magnífico de gran belleza que por la noche se ilumina para dar paso a el espectáculo.

Muy cerca, en la misma costa brava, las fiestas de la población de Blanes, albergan el concurso de fuegos artificiales, lo que asegura fuegos durante todas las noches que duran las fiestas. Se realizan a finales del mes de julio.

El festival del Grec de Barcelona une diversas disciplinas: teatro, música, danza… y este año el escenario de prácticamente todas las actuaciones es el teatro Grec, ubicado en la montaña de Montjuïc. Un lugar inmejorable por su acústica y visión. Tras este festival, la ciudad vivirá sus fiestas mayores en septiembre, con la celebración del festival BAM, con grupos de música nacionales e internacionales.

Por otra, parte, el festival de vino de Somontano, en Aragón, tiene lugar durante la primera semana de agosto en Barbastro (Huesca). El vino y las actuaciones musicales se dan de la mano para acoger este festival que incluye catas de vino y tapas.