despedidasoltero.jpg

Como todas las cosas en la vida, las despedidas de solteros también evolucionan. Ya no es suficiente con reunirse esa noche en un local y beber hasta la saciedad, mientras se contrempla a una chica que baila y realiza un striptease. Los nuevos tiempos traen también tendencias y gustos diferentes que van poco a poco arraigando en la gente, quienes comienzan a preferir cosas diferentes para divertirse en tan señalado día.
Hay quienes dicen ya que las despedidas de solteros están evolucionando hacia la excursión y hacia los viajes y que la gente se divierte más alquilando un yate, con “paintball” o pasando esos momentos en un poblado medieval. Todo sea por la originalidad y la exclusividad.
Puede que ya hayan quedado atrás las bromas pesadas, los disfraces y las celebraciones en las grandes discotecas. Cada vez aparecen más empresas dedicadas a preparar viajes de fin de semana a cualquier punto de Europa, turismo rural, cenas en restaurantes llenos de exotismo, fiestas de drag queens, cruceros, fines de semana en un poblado medieval y para los más aventureros karting, paintball, quads, escalada, barranquismo o rutas en 4×4. Por ejemplo, un crucero para 150 personas, con catering incluido, viene a salir en unos 300 euros la hora aproximadamente o bien un velero para ocho personas viene a costar unos 500 euros al día. Por otro lado, para la gente que prefiere tener los pies en la tierra, se han puesto de moda los viajes de fin de semana a Granada, Ibiza, Salamanca o al Algarbe portugués.
Lo que está claro es que a partir de ahora las despedidas de solteros pueden ser un excelente motivo para viajar y conseguir tener un fin de semana lleno de aventuras.