Bajo la campaña, Asturias, lo dice todo el mundo, el Principado quiere transmitir sus valores turísticos más destacados a través de las declaraciones de importantes personajes relevantes, como Woody Allen que dice que es lugar perfecto “para escaparse del mundo”; la periodista alemana Sabine Christiansen quedó fascinada de sus alojamientos rurales, y el chef estrella de la BBC británica, Rick Stein, destaca su gastronomía asturiana.

Y es en Asturias hay mucho por ver. Por ejemplo una escapada de fin de semana nos llevará a las jornadas de Puertas Abiertas del Centro de Arte Rupestre de Tito Bustillo, que aspira a ser un referente en el ámbito nacional sobre el Arte Paleolítico. Las visitas se llevarán a cabo del 16 al 28 de marzo, en horario de 10:00 a 14:30h. y de 16:00 a 20:00h.

¿Un poco de cultura? Oviedo es centro de turismo artístico y cultural, que ofrece una impresionante riqueza monumental. Una vuelta por el casco antiguo te apasionará porque ofrece interesantes lugares, además de sus bares y restaurantes algunos realmente antiguos y con historia. Por este zona, resalta la catedral y su cámara santa, y sus valores arquitectónicos como las iglesias de Santa María del Naranco, San Miguel de Lillo y San Julián de los Prados declarados Patrimonio de la Humanidad.

Si Oviedo, la capital, te encantará no lo será menos Gijón, todo un paraíso para los sentidos. Combina interesantes espacios verdes con un patrimonio histórico-artístico recuperado y protegido. Pero es que además tiene playa, la de San Lorenzo y paseo marítimo, y podemos pasear junto a ella para ver paisajes fuera de serie. Disfruta de su Acuario, el Jardín Botánico Atlántico, y su gran oferta cultural en forma de museos, como el de la Gaita o el Museo de Nicanor Piñole.

Asturias es rural y las poblaciones colidantes a estas ciudades cuentan con un entorno de naturaleza único. Por ello es un de las mejores zonas de España para practicar turismo rural con una importante oferta de casa y complejos turísticos para amantes de lo verde, de los animales y de las excursiones en la montaña. Ya no sólo deja entrever un paisaje de contrastes, sino que en sus casas conoceremos de cerca las tradiciones más arraigadas de un pueblo que nos trasladará al pasado con las comodidades del siglo XXI.