Octubre es uno de los mejores meses para viajar. La comunidad valenciana nos aporta máximos valores turísticos que ensalzan la península con toda clase de monumentos, edificios y eventos.

Valencia capital goza de un gran número de infraestructuras, como hoteles e instalaciones que acogen a un gran turismo en todos los meses del año. Una de sus ventajas son las altas temperaturas en muchos meses que hace que podamos gozar del sol, el mar y el calor.

Sus playas son excepcionales, bañadas por turistas durante los meses estivales. Son de gran extensión y la recorren una gran variedad de pueblos costeros de singular belleza. Un ejemplo en la ciudad es la playa de la Malvarrosa, la más conocida y popular. Ofrece gran cantidad de servicios para grandes y pequeños, un largo paseo y restaurantes de gran renombre.

Seguramente, sólamente en este lugar probarás algunas de las mejores paellas. Son excelentes, sabrosas y de diversos gustos. La que mezcla mar y montaña es toda una tradición, para poder comer gambas o cigalas a la vez que carne o pollo.

Valencia también se mide por sus actos culturales. Los edificios agrupados en el centro nos dejan una espectacular arquitectura gótica: la catedral, el ayuntamiento, las esculturas… además de ello, el puerto deja una estela peculiar de la ciudad. No hace mucho tiempo que reformó y dio lugar a instalaciones de primer orden para acoger regatas y otros eventos nacionales e internacionales.

El premio de Formula 1 ha revolucionado la ciudad y es un motivo más para conocerla y quedarse todo un fin de semana. La ciudad siempre ha ido a la par del deporte y cada vez son más los actos deportivos que se convocan, considerándola ciudad deportiva de Europa.

La ciudad de la artes y las ciencias ha ayudado a reactivar el turismo. Este gran eje que presenta una arquitectura peculiar y vanguardia ofrece importantes edificios, siendo toda una atracción a la hora de visitar la ciudad.

Foto: flickr