España es afortunada, pues cuenta con costas con largos km de playa, ideales para pasar largas temporadas de veraneo. Las costas son las preferidas por extranjeros y nacionales para las vacaciones estivales. Ofrecen gran belleza, playas completas y mucho ocio. ¿Ya sabes cuál vas a escoger durante este verano 2012?

La Costa Brava, en Cataluña, es una de las más atractivas. Combina perfectamente modernidad e historia. Son notables los ejemplos romanos de Empúrias, la cultura con el museo de Dalí en Figueres o el fantástico festival de verano de Perelada.

La costa de Azahar, en Castellón, está repleta de pueblos con pasado árabe. Una gran parte de sus playas son catalogadas con Bandera Azul por su excelente calidad y en verano ofrecen fiestas y fuegos artificiales en sus instalaciones. Benicassim, Oropesa de Mar, Alcoceber…

La costa Blanca es un mar de playas y de cultura. Desde la turística Benidorm con toda clase de hoteles fuera de serie, pasando por el castillo de Santa Bárbara de Alicante, los patrimonios de la Humanidad de Elche o los secretos de Denia.

La costa del Sol es realmente uno de los destinos de los turistas internacionales. Las playas se confunden con los puertos cargados de yates y barcos. Además, la cultura mozárabe andaluza destila por cada rincón. El lujo y la gastronomía se dan de la mano para escoger esta costa durante las vacaciones. Los hoteles de primera línea de mar son ideales para las famílias.

El Cantábrico nos lleva a playas diferentes donde el verde es el color protagonista. Están pobladas durante el verano y gracias a sus diferentes condiciones climatológicas cabe la posibilidad de realizar deportes náuticos, como el surf o el windsurf.

La costa Dorada, en Tarragona, es totalmente turística. Los establecimientos hoteles ofrecen ocupaciones del 80%, por ello es mejor ir reservando antes de tiempo. Tarragona, Torredembarra, Alatafulla, Salou… un atractivo con toda clase de playas y el famoso parque temático Portaventura.