El turismo de golf sigue sumando posiciones en diferentes comunidades autónomas españolas. Aunque donde más se gasta en este tipo de turismo es en Canarias, 177 millones de euros y Andalucía, 400 millones de euros, Baleares suma posiciones y ya alcanza un gasto por parte de estos turistas de 161 millones.

Y es que el buen tiempo, así como la calidad de estas infraestructuras son algunas de las razones del porqué se eligen a la hora de contratar paquetes en turismo de golf. La mayor parte de los turistas vienen de Alemania, Reino Unido, Suecia y Dinamarca, según un estudio de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), elaborado por KPMG.

Éstos, además, escogen hoteles de cuatro y cinco estrellas para alojarse, pues a pesar de que el golf se ha masificado todavía sigue siendo algo elitista y acoge a turistas de alto poder adquisitivo. Un dato positivo que hace que gasten más dinero en España.

Baleares está empezando a promocionar este tipo de turismo, a parte del de sol, playa y fiesta. Y es que cuenta con 26 campos de golf, de los cuales 24 están en Mallorca y uno en Menorca y otro en Ibiza. La Federación Hotelera cree que las islas ofrecen muchas más posibilidades de turismo a lo largo del año y que hay que promocionar estos otros encantos.

Normalmente, los vuelos directos a las islas Baleares se reducen en temporada baja y realmente no tendría que ser así, puesto que el buen clima ya es casi palpabel durante todo el año. Además, se destaca que los campos de golf están cercanos, no aislados como sucede en otros lugares, facilitando el desplazamiento hacia estos lugares sin trayectos largos.

En líneas generales, España recibió en 2011 un 1 millón de jugadores de golf extranjeros, que dejaron gastos de 1.200 millones de euros. De esta manera, el turismo de golf ocupa ya posiciones destacadas en todo el territorio.