Lisboa se compone de varios barrios importantes que destacan por su atmósfera siempre diferente. Después de ver los barrios centrales e históricos, como Alta. Baixa y Chiado, la zona de Belém es también muy reconocida.

Algo más separada del centro, no llega el metro pero podemos coger un tranvía desde el centro o autobús desde cualquier otra parte de la ciudad. Belém está ubicado junto al río Tajo por lo que daremos paseos junto a este. Nada más llegar, hemos de realizar una visita al Monasterio de los Jerónimos, podemos entrar y observar su gran claustro de dos pisos y su patio central.

Posteriormente, llegaremos al Museo Nacional de Coches, una colección de carruajes y posiblemente la más numerosa del mundo. Depués el Palacio Nacional de Belém, donde vive el presidente de la República portuguesa.

Es significativo el Monumento a los Descubrimientos, de más de cincuenta metros de altura, que da hacia el río Tajo y al que podemos subir a lo alto a través de un ascensor. Es como un gran barco que señala los descubridores. Y en lo alto las vistas son geniales.

Muy cerca, andaremos hasta la Torre de Belém, otros de los monumentos que no podemos perdernos de esta zona. Es bastante más antiguo y también podemos ir subiendo a lo alto de ella por escaleras algo pequeñas y empinadas. El flujo de turistas es bastante elevado por lo que deberemos esperarnos a que bajen o suban grupos de personas, pero desde aquí las vistas también nos ofrecen otros aspectos de la río y la ciudad.

A los pies del convento encontramos un extenso mercadillo en domingo donde adquirir toda clase de artesanía, ropa y bisutería a buen precio. Pero también hay gangas, como cámaras fotográficas y otras reliquias que odemos obtener a precios tirados si sabemos regatear muy bien.

Para finalizar, nos dirigiremos a la Fábrica dos Pasteis de Belém, la pastelería más importante de la ciudad, donde adquirir los pasteles típicos de esta zona en forma de tartaleta. Son pasteles que también encontramos en toda la ciudad y cada uno de ellos suele valer unos 0’90 euros. A horas punta suelen hacerse colas en la puerta, per la cosa va bastante rápida.