Este 12 de octubre es el día de la Hispanidad y de la Virgen del Pilar. Si podemos hacer una escapada y aprovechar el día festivo de 12 de octubre, es ideal ir a Zaragoza y participar de su semana grande.

Es una fiesta muy sentida que agrupa a una gran cantidad de fieles para venerar a la Virgen. Así, la Basílica del Pilar está más bella que nunca y son muchos los actos que se agrupan en torno a su gran plaza. La basílica es de obligada visita por ser un lugar de peregrinaje y una fantástica obra arquitectónica española de grandes dimensiones.

Mezcla diversos estilos e impresiona a todos los turistas. La plaza adyacente no es menos importante y durante las fiestas o las llamadas también Pilarica tienen lugar concentraciones y eventos destacados. Las calles que pupulan alrededor de la basílica son pleno centro y de máxima importancia.

Algunas de ellas son peatonales y esconden una larga historia que explicar. Son tradicionales las tiendas de artesanía donde encontrar toda clase de recuerdos de la virgen, la ciudad y toda la comunidad. También son numerosas las pastelerías en las que comprar los típicos dulces zaragozanos y los caramelos grandes de diversos colores.

Muy cerca de la basílica, se halla la catedral de la Seo, llamada Catedral del Salvador en su Epifanía de Zaragoza. De líneas mucho mas austeras es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, siendo también punto de referencia del arte religioso de la ciudad. Mezcla diversidad de estilos arquitectónicos como el románico, el gótico y el mudéjar, y destaca su cimborrio, la fachada y la torre de su campanario.

Toda la ciudad se vista de gala durante estos días, de manera que no hay lugar para el aburrimiento. Orquestas y bailes, actividades gastronómicas, talleres para los niños, conciertos nocturnos, y hasta fuegos artificiales.