Durante este verano, seguro que harás una excursión a la montaña. Es una aventura fascinante que permite descubrir nuevos parajes, hacer deporte y estar en contacto directo con la naturaleza.

Pero antes de salir, debes sabes cómo ir a la montaña sin que sufras algún inconveniente. Apunta estos consejoss y practica montañismo.

Planifica tu ruta antes de salir. ¿Vas a hacer una ruta por caminos señalados? ¿Vas a llegar a una montaña en concreto? ten en cuenta dónde tienes pensado llegar, hazte con mapas y guías y llévalos en la mochila. Puede ser que cambies de ruta improvisadamente, pero debes saber bien por dónde vas y hacerlo saber a los demás.

Hidratación. Es indispensable llevar varias botellas de agua para hidratarse, sobre todo en verano si el sol aprieta y hace más calor. Se recomienda dar pequeños sorbos de agua y no beber la botella semi entera aunque tengamos mucha sed.

Cuerdas y otros utensilios. Nunca se sabe lo que puede acontecer en la montaña. Es mejor ir bien provisto con piolets o palos de montaña, cuerdas y accesorios diversos por si necesitamos subir o bajar montes de forma inesperada.

Protégete del sol con gorras o sombreros. El sol puede picar mucho durante la época estival en la cima de las montañas. Deberás resguardarte con sombreros y claro está con los bronceadores para no quemarnos.

Llevar algo para la lluvia. Aunque el día puede empezar radiante, puede acabar en agua. Deberemos coger algo de abrigo e impermeable por si la lluvia nos sorprende.

Calzado de montaña. No vale cualquier calzado cuando nos vamos a hacer senderismo. El calzado de montaña, como la típicas chirucas, nos reforzará a la hora de subir caminos, piedras y bosque.

Gafas de sol. De la misma manera que llevamos bronceadores y gorros, las gafas de sol también protegen los ojos de los rayos solares que son más fuertes durante esta época del año.

Debes avisar a alguien de que vas o váis a la montaña a realizar una excursión, también aconsejamos no hacer trayectos demasiado largos si hace tiempo que no practicas senderismo ni salir a la montaña en días con riesgo de calor elevado.