viajes-escapadas-city-break.jpg

En los últimos tiempos y debido a los datos negativos del sector turístico, los empresarios del sector están agudizando el ingenio y sacando a la luz nuevas propuestas de vacaciones, escapadas y viajes de fin de semana. Y una de las pautas que están marcando las nuevas tendencias es la necesidad de fomentar lo que se ha dado en llamar city break, sustituyendo poco a poco o al menos creándose un hueco importante ante el turismo de ofertas.
El concepto de turismo “city break” no es nuevo, aunque cada día cuenta con más adeptos. Esta modalidad turistica consiste en escapadas cortas o de fin de semana, bien sean románticas, singles o en familia, a ciudades en las que tendremos ocasión de disfrutar, por un precio reducido, de los espectáculos y eventos culturales que en esos momentos se estén desarollando en esa ciudad concreta.
Realmente, esta forma de viajar resulta muy tentadora para mucha gente que busca un turismo, digamos, de más calidad y diferente al tradicional. En principio, grandes ciudades europeas como Berlín, París o Madrid son puntos claves para el disfrute de este tipo d turismo; sin embargo, no cabe duda de que puede hacerse extensivo a muchísimas ciudades españolas que cuentan en la actualidad, tanto de una infraestructura hotelera muy importante como de una oferta contínua e interesante en cuanto a espectáculos varios y actividades culturales.
Una escapada “city break” barata o al menos asequible para dos o tres días podría consistir en lo siguiente: billetes en una compañía de vuelos baratos, visitas culturales y atracciones turísticas en la ciudad de destino, asistir a algún evento relacionado con la moda e ir de compras, acabar la velada en el restaurante más “in” de la ciudad y alojarnos en un agradable y confortable hotel. Para viajes “city break” a la costa, ahora que estamos en verano”, a la estancia en un hotel o apartamento, podría sumarse visitas o escapadas a ciudades y puntos atractivos cercanos. Y todo, a buenos precios y sin que merme la calidad de los servicios. Esa es la apuesta que está comenzando a hacerse una parte importante del sector turístico, que redundará sin duda en beneficio del viajero.