Uno de los destinos más visitados todo el año es la Comunidad de Cataluña. En cifras, podemos nombrar que Cataluña fue la más visitada por los turistas extranjeros durante el verano, llevándose la palma otro año más. Y es que son muchos los lugares de suma importancia que la definen como realmente completa: mar, cultura, montaña, naturaleza, vanguardismo…

Girona es la provincia que está situada más al norte. Su eje central es la ciudad que lleva su nombre, de gran belleza y reducidas dimensiones, destaca por su peculiar barrio judío, uno de los más conservados de toda Europa. Pero cerca de la ciudad, podemos llegar a otros puntos de interés, como la playa, en la popular Costa Brava. Aquí destacan algunas zonas como l’Empurdà, con pueblos costeros llenos de castillos, palacios y casas señoriales. Un ejemplo es el Castell de Perelada, un lugar con glamour que se llena de gente guapa en verano

El pueblo de Figueras alberga el Museo de Dalí. Vale la pena visitarlo porque evoca todo el mundo surrealistas del artistas que habitó en este lugar. Se encuentran una gran parte de sus obras más emblemáticas y otras sorpresas a modo de juego que entusiasman al turista.

Pero Girona también es montaña, así que encontramos una serie de pueblos que nos llevan hasta los Pirineos franceses. Destaca la estación de esquí de Núria, a la que sólo podemos llegar con el trenecito llamado cremallera, que reúne un conjunto de actividades para toda la familia. Es una zona propicia para realizar excursiones y senderismo durante el verano y apuntarte al esquí en la época invernal.

Girona se ha convertido en poco años en lugar de paso de muchos turistas hacia toda Cataluña, ya que existen aeropuerto con una de las líneas de bajo coste más populares y ha visto aumentar su número de visitantes en poco tiempo.

En esta zona, la gastronomía de montaña es una de las más populares, con la carne de ternera y los quesos de oveja y cabra. Pero también destaca la cocina marinera, con sus pescados, los arroces, el bacalao o el vino de la tierra. Los embutidos también son realmente gustosos. La nueva cocina mediterránea alcanza aquí su máximo esplendor con el restaurante más importante del mundo: el Bulli, ubicado en Cala Montjoi, en Roses.