spain.jpg

España es siempre fuente de referencia en turismo y año tras año es el país más visitado del mundo, después de Francia. Así, se puede afirmar que entre enero y noviembre de 2009 llegaron a España 49,5 millones de turistas, un 8,9% menos que en el mismo periodo del año anterior, según la Encuesta de Movimientos Turísticos en Frontera (FRONTUR) que elabora el Instituto de Estudios Turísticos del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Este pequeño retroceso en el número de visitantes, algo inferior al año pasado, se debe a la crisis mundial que ha experimentado 2009, lo que ha hecho que muchos turistas hayan decidido no viajar o hacerlo en su propio país. Reino Unido sigue siendo el principal mercado emisor de turistas a España, pero ha bajado su número de visitantes, con cerca de 96.000 turistas menos que en el mismo mes de 2008.

Alemania, segundo mercado emisor por volumen de llegadas, también registró un comportamiento negativo en todos sus destinos, aportando este mes 82.000 turistas menos. Por el contrario, hay que destacar el comportamiento de los turistas franceses que, por segundo mes consecutivo, aumentaron el número de llegadas respecto a 2008, en este caso un 4,3%.

Las comunidades españolas más visitadas fueron Canarias, la atracción de sus playas y un buen tiempo durante todo el año son las principales ventajas que ofrece este rincón casi paradisíaco. A ésta le sigue Cataluña ha sido la segunda comunidad en importancia en cuanto al volumen de turistas, con más de 650.000 visitantes, y también durante 2009. Barcelona se erige como la ciudad estrella desde hace ya algunos años por la cantidad de ofertas que propone.

En cuanto a la evolución respecto al año anterior, cabe destacar el comportamiento de Andalucía, que en noviembre de este año ha recibido más turistas que doce meses antes, con un aumento del 6,9%. Madrid, un mes más, también ha mejorado sus cifras respecto a 2008 y ha aumentado el número de turistas más del 15%. Valencia, por su parte, ha logrado mantener los cerca de 250.000 visitantes del año anterior.

Aumentan también las formas de viaje menos organizadas y los alojamientos en casas de familiares o amigos, una opción cada vez más extendida si conoces a alguien en el país de destino.