casasruralesandalucia.jpg

Este fin de semana vamos a realizar una escapada diferente. Rompemos la rutina y nos mezclamos con la viveza de la naturaleza y lo rural, descansando en una casa antigua a la vez que reformada en el sur. La verdad es que hay casas preciosas, donde no falta nada, tanto si es verano como invierno y nos hemos de refugiar del frío.

Si todavía queremos disfrutar del carnaval de Cádiz, iremos a Finca el Abuelo de Barbate. Un lugar totalmente integrado en la naturaleza y muy respetuoso con el medio ambiente, donde podrá descansar, recorrer los lugares más cercanos de la zona y, como no, experimentar sensaciones con un amplio abanico de restaurantes.

Si preferimos Huelva, La Raba se encuentra en Andevalo, en la frontera con Portugal. Ubicada en un marco de incomparable belleza, con espléndidas vistas desde la terraza, donde se entremezclan el discurrir tranquilo y pausado de las aguas del Guadiana con el perfume del romero y la lavanda. Su situación permite llegar al país vecino y hacer una pequeña excursión, si todavía no conoces Portugal.

Casería El Pozo, en Huétar, Granada, es una bonita finca de un total de 44.000 m2., con una casa con gran patio jardín con numerosos arboles y emparrado de uvas, así como alberca-piscina y barbacoa para uso. Si de descansar se trata, no puedes perderte el baño árabe, con piscina a diversas temperaturas, sauna e hidromasaje. Un ambiente bucólico te rodea y sentirás que el tiempo se detiene. ¿Qué más puedes pedir?

Los cortijos son muy populares en todo el sur y poder alojarnos en uno de ellos es un completo lujo. Cortijo Retarta, en la serranía de Ronda, Málaga, es típica y muy amplia, y ha sido recientemente restaurada. El pasado se une con lo más nuevo para provocar sensaciones contradictorias a la vez que bienestares placenteros. Es ideal para venir en grupo y disfrutar de todos sus completos servicios, además de los recorridos a pie por la serranía.

Las cuevas también son alojamientos y emplazamientos muy atractivos. Su originalidad radica en que se han transformado en hoteles y casas, pero sin perder la forma e interior de una verdadera cueva. Un ejemplo lo tenemos en la Cueva del Torreón y El Torreón, en Granada. Se trata de 2 casas rurales completas, con todos los equipamientos que puedas desear. Jardines, piscinas, barbacoas, amplias habitaciones y demás dependencias totalmente amuebladas y equipadas. Permite realizar turismo rural por toda la provincia, cicloturismo, senderismo, actividades de aventura…