La costa azul francesa es uno de los lugares más fascinentes y glamourosos a la vez que destaca por el lujo y destacados mares repletos de yates. Podría ser uno de los destinos para este verano 2012, especialmente si vamos con nuestra pareja, pues nos sorprenderán las puestas de sol y un enclave lleno de magnetismo.

Cannes es uno de los destinos escogidos por la jet set mundial por ser un rincón algo elitistas con hoteles y emplazamientos algo caros. Además, desde la ciudad podemos hacer excursiones a otras poblaciones cercanas, o bien recorrer la costa en barco o en coche. Por ejemplo, podemos llegar a Niza, oor ejemplo de rincón con bellas playas donde el glamour también está presente.

De Cannes destacaremos su puerto al que llegan muchos barcos y cruceros de diferentes destinos. Es parada de cruceros que hacen trayectos por el Mediterráneo. Otro enclave importante es el Boulevard Croisette que ofrece impresionantes vistas a la playa, una zona de ocio con restaurantes con clase de diversas especialidades.

Por su parte, Boulevard Jean Hibert es una área moderna de la ciudad que engloba tiendas de moda bares y locales característicos de la costa francesa. Algunos nos recuerdan su pasado marinero que hoy se ha visto transformado por casas de lujo y emplazamientos turísticos fuera de serie.

La ciudad, además de por sus yates y magnates, es conocida por el Festival Internacional de Cine, al que acuden cada año estrellas internacionales y que dan lugar a premios prestigiosos de cine y la presentación de películas de estreno. Es curioso ver a las estrellas en la bahía de Cannes, una estampa repetida en fotografías y en la prensa, y su mejor carta de presentación.

Si estamos de turismo, recomendamos algunos museos. El Musée d’Art et d’Histoire de Provence, que reúne artículos de diferentes épocas, el museo de la Castre, con objetos de los atolones del Océano Pacífico, de Perú y de los mayas, además del Museo de la Marine, Museo del mar, museo de la fotografía y Museo internacional de la perfumería.