bubion-alpujarra.jpg

Este pequeño municipio está enclavado en el corazón de la Alpujarra granadina, siendo un destino perfecto para una escapada de fin de semana. Su situación es muy particular, ya que cuelga del barranco Poqueira, que desciende desde el pico veleta de Sierra Nevada. Pueblo de carácter tranquilo, posee un clima mediterráneo muy suave, ya que su orientación hacia el mar Mediterráneo le confiere inviernos menos fríos y veranos con temperaturas menos elevadas.
Bubión ha sido declarado Conjunto Histórico Artístico, junto con otras poblaciones vecinas de la Alpujarra como son Pampaneira y Capileira, también de indiscutible belleza.
Posiblemente fueron los romanos los primeros pobladores de Bubión, pero fue con los árabes cuando alcanzó una importancia mayor.Esto queda reflejado en la arquitectura típicamente morisca, calles blancas y empinadas con mil rincones llenos de flores y casas escalonadas con tejados planos de pizarra que se adaptan al abrupto perfil del terreno. Otro ejemplo de ello es el antiguo torreón árabe conservado junto a la iglesia, construida probablemente en el siglo XVI.
Una visita obligada es la casa museo y la fuente de cuatro caños en forma de cruz en la plaza del pueblo.

bubion-alpujarra-granada.JPG

Esta localidad, al igual que el resto de pueblos de la Alpujarra, es famosa por su gastronomía , destacando por sus jamones y cecinas, así como por la rica sopa alpujarreña o de almendras, platos tradicionales que se vienen cocinando desde antiguo. Otros platos típicos de la comarca son el choto al horno o la carne en salsa.
En cuanto al alojamiento en Bubión, una buena opción es la Villa Turística. A partir de aquí se pueden realizar diversas rutas a pie,en coche todo terreno o bien a caballo.
Bubión puede ser un destino perfecto para disfrutar de la naturaleza, la buena comida y de la tranquilidad característica de esta bella comarca granadina.