Benicassim es una de las poblaciones costeras más importantes de la costa de Azahar, en Castellón. Reúne importantes atractivos, lo que la convierten en uno de los destinos más potentes para reservar plaza durante este verano.

Las playas son unas de las de más calidad, con una gran mayoría de banderas azules. Podemos citar la Playa Torre de San Vicente, que tiene otorgado el distintivo de Bandera Azul de los Mares Limpios de Europa, la Playa els Terrers, donde son singulares las villas a primera línea de mar algo prohibido actualmente.

La ciudad destaca por su casco histórico, donde sobresale la iglesia parroquial de Santo Tomás de Villanueva, la ermita de Santa Águeda, el famoso Castillo de Montornés… además, existe una bonita zona con casas señoriales o villas construidas en diferentes estilos arquitectónicos.

Los deportes son protagonistas en Benicassim gracias a sus playas y el puerto. Los deportes náuticos son muy practicados y se realizan cursos de iniciación y para avanzados. Si queremos realizar una excursión y ver los parajes naturales de esta zona, recomendamos el Parque Natural del Desierto de las Palmas, donde las aves son numerosas con diversa vegetación y rocas. Presenta algunas montañas, la más destacable es la de Bartolo, de 714 m.

La población costera es muy popular por sus conciertos. Alberga el FIB; el Festival De Música Independiente que cada año llena la población de turistas jóvenes que disfrutan con los conciertos de solistas y grupos de música indie. Suele realizarse entre julio y agosto y es todo un acontecimiento, no sólo a nivel nacional sino también internacional.

Ir con niños a esta población es también una buena opción gracias a que todo está muy cerca y cuenta con un parque acuático, el Aquarama, que concentra diversas atracciones en un total de 45.000 metros cuadrados.

foto: iker merodio