parque-guell-barcelona-9.jpg

Barcelona es una gran ciudad digna de ser admirada. Hoy nos proponemos hacer un recorrido por la urbe a través de sus parques y jardines, algunos muy antiguos e históricos y otros que han sido creados recientemente.

Los parques de la ciudad son siempre verdaderos pulmones verdes de oxígeno en los que poder desconectar haciendo varias actividads. Desde leer, pasear, comer hasta practicar deporte al aire libre. En algunos de ellos, incluso, encontramos equipamientos deportivos para jugar con los amigos o indicados para los más pequeños.

El Parque de la Ciutadella es uno de los más conocidos y grandes. Alberga un gran lago en el dar un paseo en barca y también el Zoo de Barcelona, que posteriormente será trasladado a una nueva ubicación. Este parque también está lleno de importantes monumentos, pues encontramos el Museo de Zoología, Museo de Geología, y de Ciencias Naturales. También se ubica el Parlamento de Cataluña, una capilla castrense, un parque infantil de tráfico y la glorieta, entre otros equipamientos. Suele ser el lugar indicado para pasar un domingo en familiar para los barceloneses.

En el barrio de Horta-Guinardó destaca el Parque del Laberinto de Horta. Un pequeño paraíso en el que se halla un bello laberinto y un jardín al estilo barroco con estatuas puramente italianas. Disfruta del paisaje y las especies vegetales mediterránea que abudan en toda la extensión.

Si visitas la ciudad, no puedes dejar de ir al Parque Güell, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1984. Es famoso en el mundo entero por las obras modernistas del maestro Antoni Gaudí. Todo el parque en si es un espectáculo onírico lleno de mosaicos y colores originales que nunca dejan a nadie indiferente. En la entrada el dragón que aparece ya se ha convertido en símbolo de la ciudad y de la arquitectura modernista. En él hay la Casa-Museo Gaudí, que fue la residencia del arquitecto durante un tiempo, y se exponen las obras que realizó Gaudí para la Casa Batlló o la Casa Milà entre otras muchas.

La roselada o Parque de Cervantes está en la parte alta de la ciudad. Lo destacamos porque hay una gran cantidad de variedad de rosas de diversos países. Es en primavera cuando la mayoría florecen y el parque está en su pleno esplendor. Entre los más nuevos está el Parque Diagonal Mar, surgido de este nuevo barrio que se abre al mar. Ocupa 14 hectáreas y ha sido concebido desde el más vanguardismo innovador, con diversos niveles, agua y estructuras tubulares.