nueva-york5.jpg

Es la ciudad que nunca duerme. Cargada de luces, colores, gente, edificios enormes y una vida frenética donde encontrar la calma en alguno de sus múltiples rincones. Si en anteriores artículos para descubrir la Gran Manzana, pasamos el día en Central Park o andábamos por Chinatown, vamos ahora a conocer algunos de los principales barrios de Nueva York.

Es el lugar del diseño de todo el mundo. El conocido Soho es un ir y venir de comercios, y tiendas de lujo y otras más normales. Es realmente un placer pasear por las calles porque llega el momento de comprar en serio. Las marcas más destacas están aquí y también aquellos jóvenes emergentes que abren sus tiendas, con diseño únicos y originales.

No es de extrañar que Custo Barcelona tenga una tienda en esta zona, al igual que otras marcas españolas de primer orden, pues lo español está realmente de moda en Estados Unidos. También es el lugar perfecto para conocer los bares y restaurantes más extravagantes, donde se juntan bohemios, modelos, artistas y diseñadores, como no.

De un barrio moderno a otro que no lo es menos. Ya hemos hablado algunas veces de Brooklyn y es que es bastante grande y engloba zonas de lujo, antiguas fábricas convertidas en empresas, tiendas de ropa vintage, restaurantes antiguos de toda la vida, parques, galerías de arte innovadoras… también hay una zona residencial con casa típicas americanas realmente preciosas.

Harlem es un barrio muy dinámico. Allí habita gran parte de la población negra y es normal ver gran cantidad de clubs donde hay música en directo: jazz, funk, pop… algunas estrellas de todas las épocas han pasado por aquí. En Harlem son habituales las iglesias de todo tipo, y no dejes de ver las misas gospel cantandas, te impresionarán.

El Bronx ha sido desde su siempre un barrio algo difícil y peligroso, pero cada vez lo es menos. De manera, que no hay tanto peligro como parece si ambulas por sus zonas más transitadas durante el día. Por la noche, es mejor no visitarlo. Se concentra una gran cantidad de latinos y tribus urbanas de todas las étnicas.

Una aventura distinta es coger el ferry que nos lleva a Stated Island. Una isla cercana y lo mejor es su recorrido, pues atraviesa la estatua de la libertad y puedes ver la ciudad a lo lejos. Su trayecto es gratuito y suele salir cada media hora. No vayas tarde, no te retrases y estate atento a cuando viene el próximo ferry porque suelen ir bastante llenos.

Foto: www.sxc.hu