costabrava2.jpg

Lloret de Mar ha sido desde siempre uno de los destinos turísticos más importantes de toda España. Y lo sigue siendo, pues su mar y encanto personal lo hacen un lugar atractivo y con miles de ofertas para pasar vacaciones low cost.

Es la principal población turística de la Costa Brava, gracias a su afluencia de visitantes. Los datos hablan por si solos: ha registrado altos índices de ocupación hotelera, tanto en agosto como en el acumulado de los dos primeros cuatrimestres del año, superando así los meses más difíciles de la crisis económica internacional.

La ocupación de este agosto pasado ha sido del 96,6%, apenas inferior al 99,27% del 2008, y con una estancia media superior situándose este año en los 6,4 días, contra los 4,73 del año anterior. En septiembre, por su parte, también se registró un buen dato de ocupación, con el 71,8% y una estancia media de 5,5 días. En Lloret el turismo va viento en popa.

Ha habido una pequeña variación en cuanto al tipo de turistas que llega a esta conocida población. Mientras que en agosto de 2008 la mayoría de turistas provenía de Francia (19,58%); Italia (17,44%), y Alemania (15,24%); en agosto de este año Francia ha despuntado con el 26,89% del total; seguida del resto de España, con el 13,27%, y de Bélgica, 11,43%. Los que registraron un retroceso más evidente han sido Alemania, con el 11,43%, e Italia, con el 8,55%.

Pero, ¿cuál es el perfil del visitante de Lloret? cerca del 45% provienen de Catalunya, muy por delante de las otras comunidades y países extranjeros. También se ha establecido que el 29,4% viaja con amigos; el 27,5 en pareja y un 20% viajan de manera organizada por el Imserso.

El principal medio de transporte para ir a Lloret es el avión, seguido del autocar y el coche particular. Y el motivo principal para realizar el viaje es hacer turismo, disfrutar de la playa y del ocio. Lo mejor es que desde este pueblo puedes hacer excursiones por toda la Costa Brava, que es preciosa y esconde pueblos de gran belleza. Disfruta de la playa en primavera, verano y octubre; y durante invierno del ocio diario y nocturno que te ofrece. La Costa Brava tiene mil caras y visitarla es ahora más fácil y económico que nunca.