cannes.jpg

Hay muchas maneras de hacer turismo. En agosto podemos refugiarnos en la montaña, visitar una gran ciudad o refrescarnos en las más cálidas y bellas playas. Siguiendo nuestros artículos de los mejores destinos de playa, os recomendamos lugares para este verano y combatir el calor de agosto. ¿te apuntas?

Las playas de Castellón son admiradas por todos. Peñíscola o bien Oropesa son enclaves turísticos y bañados por el Mar Mediterránea que deja rincones de excepcional calidad. Además, tales pueblos tienen un legado histórico importante que podemos visitar al acabar nuestra jornada de sol y playa. Busca un buen hotel o apartamento cercano y no dejes escapar un agosto lleno de mar.

Siempre es un buen momento para ir a Tenerife, ya no sólo en épocas estivales. Sus buenas temperaturas durante todo el año permiten el baño y el sol cuando en otros lugares es invierno. Tenerife presenta contrastes importantes de paisaje y un ritmo distinto, de paz y quietud, donde descar seguro. Además, el turismo nos lleva a subir al Teide y otros lugares típicos que visitar. En las Islas Canarias hay mucho que ver.

La isla de Córcega, en Francia, es garantía de descubrir islas playas de auténtico lujo. En total encontramos más de 200 playas distribuidas por toda la isla, de un nivel muy alto. El glamour está permitido, así como la navegación. Disfruta de recorridos por toda la isla, por lo que recomendamos alquilar un coche para dar vueltas y perdernos por las calas y las playas más bonitas de toda Europa.

Algo parecido sucede en Cannes. La elegancia, los grandes yates y del alto poder adquisitivo de sus visitantes convergen con playas de fina arena y agua de azul intenso donde encontrarnos con alguna famosa estrella de séptimo arte. Ir a Cannes no es barato, pero a veces hemos de regalarnos un pequeños capricho. Nos lo merecemos.

Croacia está siendo uno de los destinos de playa más reclamados por europeos y no europeos que han descubierto el encanto de sus mares. El adriático configura un paisaje distinto y una rica cultura que vale la pena descubrir. Un ejemplo son las playas de Drazica, con varios islotes, rocas para hacer inmersión, bosques, pinares y un azul turquesa que te va a sorprender gratamente.

Foto: www.sxc.hu