El día 19 de marzo se celebra el día del padre y nos queda todo un fin de semana por delante para disfrutarlo con nuevas y atractivas actividades para pasarlo en grande. Sorpréndele con una escapada en una casa rural, con una cata de vinos en La Rioja o una jornada de aventura.

En regalos del día del padre, puede ser muy original la jornada con Sphering, tanto en Barcelona como en Málaga. Con esta novedosa actividad rodarás colina abajo dentro de una gran bola hinchable de cuatro metros. Totalmente impresionante. Posteriormente, si te hayas en Barcelona, rematas la jornada con una cena para dos en el fantástico restaurante Visual del hotel Torre Catalunya.

En la Sierra de Madrid, no solamente tenemos un magnífico paisaje sino que podemos hacer deportes de aventura. Siempre con organizadores y profesionales del medio, podemos deslizarnos en tirolina, practicar puenting, dejarnos llevar por canoa, senderismo y excursiones en la sierra. Posteriormente, nada mejor que relajarnos en una casa rural de esta zona, pues ayuda a desconectar muy cerca de la capital.

Los más sibaritas encontrarán su regalo perfecto en la catas de jamón o de queso artesano. También triunfan las de vino con maridaje, las de chocolate, la de sushi y las de coctelería. Con estos cursos, realmente económicos, tendrás unas bases iniciales para preparar un cóctel o conocer de cerca los diferentes sabores del cacao… ¡Buenísimo!

Si le va el mar, los cursos de buceo y submarinismo durante un día son la última novedad. Se organizan en todo el país y consta de una parte práctica y otra teórica. En un principio, te explican cómo realizar la inmersión y, posteriormente, nos adentramos en los mares con el bautismo de buceo. Es un regalo especial porque permite descubrir un mundo interior marino digno de ser admirado. Algo que si no es a través de estos cursos, nunca podremos conocer.