o-courel2.jpg

El verde es el color que define y dibuja un mapa de pasiones en Galicia. Esta comunidad es muy completa porque en ella se une el mar, las rutas interiores por valles con historia y la modernidad de las ciudades de provincia. Descúbrela.

Lugo esconde parajes de bella naturaleza, como la gran reserva de O Courel, un lugar indicado para ir en coche y realizar rutas por sus alrededores. Cogeremos el coche un viernes a mediodía dispuestos a pasar un fin de semana envueltos de montañas y muchos valles verdes.

Ubicado en el sudeste de la provincia de Lugo, por la carretera LU-651 de la que parten los mejores desvíos para conocer este frondoso y majestuoso espacio natural nos adrentamos en O Courel. Al cruce geográfico y climático entre el Atlántico y el Mediterráneo se une el elemento montañoso que ha permitido, en su inaccesibilidad, la pervivencia de los bosques autóctonos.

Es en estos lugares donde se unen poblaciones y una diversidad cultural propias de las provincias de Lugo y Ourense con la comarca leonesa del Bierzo. Las riberas de los ríos Lor y Lóuzara, Selmo y Soldón quedan entalladas en valles profundos en donde se asientan los núcleos de población, en la actualidad, más envejecidos de Europa.

Turismo de Galicia propone diversidad de rutas por esta zona protegida. Hallaremos pazos enmedio de abruptos bosques y a medida que nos metemos en ellos un impresionante halo de misterio nos invade. Es un misterio del que cada vez queremos más. Aconsejamos la ruta que parte de Seoane hacia la aldea de Romeor. Ha sido señalado recientemente con el indicativo de túnel-acueducto romano (S. I y II).

Para llegar a él es necesario andar unos km entre la arboleda. En Samos visitaremos la Mina da Toca, a cielo abierto y excavada en la montaña, que los romanos pusieron en explotación ayudados por sofisticados sistemas de ingeniería. Recomendamos ver las poblaciones de Vilamor, Vilar de Caurel, la capilla de San Roque, y llegar al promontorio donde se encuentran los restos del castro, y desde el que podremos disfrutar de una excepcional vista panorámica del meandro que forma el río Lor.