El día de la madre es una fecha siempre especial y señalada donde es vital darse una escapada. Si ya no sabes qué regalar, pásate a los viajes, a las aventuras y a las ciudades españolas, tienes tanto que ofrecer…

Aconsejamos 5 ciudades españolas en las que el arte y la historia se entrecruzan para dar lugar a vistosos monumentos y a un séquito de edificios, lugares de ocio y muchas actividades para toda la familia.

Tarragona, la escapada romana. Si deseas conocer la historia más cercana de la antigua Tárraco que era la capital de Hispania en la época de los romanos, te garantizarmos la escapada perfecta. Visita el circo, el anfiteatro, el teatro, el foro, el acueducto y hasta los yacimientos que encontramos en la comarca.

Santander y su puerto. La playa del Sardinero es símbolo de la ciudad que se jacta de ofrecer lindos paisajes únicos en toda la costa del norte de España. Es una de las playas más solicitadas por surfistas de todo el mundo que encuentran en sus mares diversión total. No te pierdas la gastronomía.

Santiago de Compostela. El barrio antiguo de Santiago es toda una delicia. Se realizan toda clase de guías y excursiones temáticas hacia los lugares de máximo interés. Sin duda alguna, la catedral es su máximo exponente, una gran obra que mezcla varios estilos arquitectónicos y que es siempre eje de reunión de peregrinos, fieles y turistas que no quieren perderse su majestuosa belleza.

Valencia y su modernidad. La ciudad del Túria goza actualmente de máximas infraestructuras. Podemos llegar a Valencia fácilmente en AVE muy rápida y cómodamente. Con el tranvía nos desplazamos hasta la Playa de la Malvarrosa, una de las más populares. Pero no podemos perdernos la arquitectura y el ocio de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, donde gozar del gran oceanogràfic, el más extenso de Europa.

Fuerteventura, un mar para perderse. Pero en España también hay lugar para el relax y la comodidad y el buen clima que representan las playas de Canarias. En Fuerteventura el paisaje es exquisito, pero ideal para las madres descansen en un gran spa bajo el sol.